Ayer alguien escribió en los comentarios que al volver de las exposiciones, lo que tenemos es más ganas de coser. Creo que es cierto, normalmente vuelvo con una imagen concreta en la retina. Esta vez fue uno de los quilts de Reiko Kato. De vuelta a casa, decidí hacer uno de los varios bolsos de los muchos libros japoneses de que dispongo, con las muchas telas japonesas que hay en casa. Y este fue el seleccionado. Un bolso del libro "Motifs appliqués" de Yoko Saito.

IMGP5430

pero incorrejible que soy, no pude evitar modificarlo "Un poco". Para empezar, la forma me gusta mucho, pero pensé que sería aburrido aplicar tantas hojas todas iguales. Así que cabié el motivo, con este ramo:

IMGP5428

Es el centro de este quilt del mismo libro:

IMGP5429

Decidí usar un método de aplicación tradicional. Nada de papel por debajo, ni fiselina. Tan solo la tela de la plicación, dibujar el contorno por el derecho de la tela, y ir girando hacia adentro con la uña o la aguja los márgenes de las piezas. Para situar cada una, me guío por el dibujo sobre una hoja de papel vegetal.

IMGP5432

Finalmente tampoco utilizé ninguna de las telas japonesas. Para el fondo, un lino piedra que me gusta mucho. Y para las hojas, se imponía una tela con un estampado muy particular, parece expreso para hacer hojas...

IMGP5431

Espero terminar la aplicación hoy, y pasar al bordado posterior. Pero de lo que realmente tengo ganas, es de acolcharlo. A mano, naturalmente.