Normalmente las familias tienen como mascotas a perros, gatos, peces o tortugas.

Pero yo el lunes adopté unas mascotas poco habituales:

IMGP5787_1

Una pata y sus once vástagos recorrían el jardín en busca de agua (Inexistente, por cierto. No hay ningun estanque, ni piscina, ni lago pequeño y el jardín no tiene salida directa al exterior, o sea, la pata se habia equivocado y habia puesto los huevos en un lugar poco adecuado, por así decirlo)

Una vez solucionado el problema del agua, la pata y sus 9 patitos (Una garza se merendó a dos) han decidido establecer su sweet home justo delante de mis narices.

IMGP5790

El martes, la pata desapareció. Casi me dió un síncope al pensar que había abandonado las crías, imaginando como criar patitos en el comedor de casa... Pero no, simplemente, se fue a buscar al escaqueado padre de sus hijos.

IMGP5796_1
Así que ahora deberían ser una familia feliz en la piscina que mi hija les ha preparado, pero les está gustando tanto, que se han traído a unos primos...

IMGP5812_1

Recuento del miercoles a la hora de la cena:

1 pata, 9 patitos y 3 patos

¿Como acabará?